Now Playing Tracks

Me besó con los labios llenos de mentiras, me hundió en mis propios pensamientos, en mi propio juicio. Sin entender porqué, se alejó de mi, dejándome en el suelo, rodeada por los restos de mi corazón roto, resolviendo este enigma del sufrimiento sola. ¿He echo algo mal como para merecer semejante clase de sufrimiento? ¿Qué ha pasado? Me dejé llevar por sus mentiras, esas mentiras tan provocadoras que salían de esos carnosos labios que me volvían loca. Entre suspiros y lágrimas no logro razonar, cómo es que este tiempo de mi no te haz podido enamorar, que aquél “amor” que sentíamos no era correspondido. He volado por las nubes de tu engaño, hasta el desastre fatal que fue el enamoramiento. No lo he querido razonar hasta ahora; Ver tu rostro a mi lado cada mañana, conectar mis labios con los tuyos, abrazarte fuerte para sentir que nunca te irás, recordarte infinidades de veces cuánto te amo estaba en mis planes, pero no en los tuyos. Es esa especie de ilusión la cual me llevó a la ruina sentimental, al borde del abismo y ahora querer saltar. Fuiste tú, que en tanto tiempo me hiciste feliz me haz manipulado, con ese juego de palabras en el que demostrabas ser tan diestra. Ten en cuenta que yo te hubiera amado sin esperar nada a cambio, tal vez sinceridad; pero fue justo lo que me negaste. Algún día te darás cuenta que haz lastimado a aquella mujer que por ti hubiera dado todo por ti, hubiera creado un apocalipsis zombie con tal de ver tu sonrisa formada en tu perfecto rostro, ganar aunque sea un poco de tu afecto. Porque sé que detrás de tu histeria, tus enojos, tu orgullo y tu increíble manera de ser tan terca se esconde una mujer vulnerable, hermosa y perfecta. He luchado cada día para poderte enamorar, y creí que lo había logrado, pero volver al punto de inicio es tan frustrante. Te amo, y juro hacerlo con mis fuerzas, pero en este momento me rindo. Me haz vuelto tan vulnerable, derribaste mis muros en todo sentido. Ahora soy un soldado al desnudo, entregándose en el campo del enemigo dejando en claro su rendición, para ser aniquilado por más de un arma, por todo un pelotón. Esta guerrera se rinde, tus sentimientos ficticios han destruido lo poco que quedo de mí. Pero recuerda; nunca alguien te amará tanto como yo te amaba, y amo.

Querida princesa: Sonríe, eres tan hermosa que no mereces ni una tristeza, por más desalmada que haz sido conmigo. Y así me despido, te deseo la más infinita felicidad que yo contigo no he conseguido.

Yo por usted fui capaz de mucho. Llenó mi ser de las emociones más bellas que jamás había sentido. Lo amé, sin esperar nada a cambio; tal vez, sólo un poco de sinceridad. Y fue justamente lo que me negó. Esos juegos de palabras, en los que usted demostró ser tan diestro, hicieron que esto terminara. No vuelva con sus mentiras a revolver mis pensamientos. Se lo pido, por favor, no me haga recordar que yo lo amaba.
Historias de Sal, Camila Buzzo (via hachedesilencio)

(Fuente: camilabuzzo)

…y comenzaste a llorar. Quizá porque abriste los ojos, o quizá porque constatabas lo que ya sabías y no querías aceptar: Nunca sería fácil. Por más que le amaras, de nada servirían los buenos gestos si el receptor de los mismos no te miraba con otros ojos - los del corazón -. ¿Qué podías hacer? ¿Esperar? ¿Y qué si ese cambio jamás ocurría? Eras demasiado orgullosa en ese entonces, así que preferiste marcharte, dejarle y no mirar atrás. Y aunque digan que el orgullo no es bueno, a ti te sirvió para alejarte de quien considerabas tu deidad y buscar entre la multitud, sin encontrar, eso que no sabías qué era pero que te mantenía en las noches despierta. Te centraste por completo en las señales y olvidaste su esencia y ahora que te encuentras sola añoras su presencia.
Malaci (Frida del alma mía)

(Fuente: unabuenaputajamasseminimiza)

To Tumblr, Love Pixel Union